HIPERHIDROSIS CORPORAL

Cuando el cuerpo produce una transpiración excesiva hablamos de hiperhidrosis, es decir cuando se produce una sudoración excesiva. La sudoración es una función vital que realiza el propio cuerpo para enfriarse y en el caso de la hiperhidrosis se realiza cuando no es necesario.

HIPERHIDROSIS01

¿Qué es la Hiperhidrosis Corporal o Exceso de Sudoración?

Se estima que el 3% de la población padece hiperhidrosis primaria; esta patología afecta de la misma forma independientemente del sexo, tanto a hombres como a mujeres. En sus formas más severas puede implicar la aparición de hongos, la descamación, irritación y pigmentación de la piel, además del característico mal olor.

La hiperhidrosis suele aparecer ya en la infancia o la pubertad y por norma general dura toda la vida, aunque eso depende de las causas que la provocan. Sus orígenes no siempre pueden ser dilucidados de forma segura, por ello en esos caso se considera que se produce por un sobreestímulo del sistema simpático, paralelo a la columna vertebral dentro del tórax y que trabaja de forma independiente a la temperatura ambiental.

Entre las diversas causas por los que se considera que puede estar provocada la hiperhidrosis hay:

  • Problema de tipo endocrino como el hipertiroidismo.
  • Causas genéticas hereditarias, el 40% de los que padecen hiperhidrosis tienen un miembro de su familia que también la padece.
  • Factores idiopáticos, relacionados con alteraciones en la regulación del sudor de forma inconsciente por el sistema nervioso.
  • Estrés.
  • Consumo de determinados fármacos.
  • Cambios hormonales, como la menopausia en las mujeres.

La hiperhidrosis no es una enfermedad ni una patología grave, ni invalidante, ni siquiera contagiosa, pero es cierto que puede causar problemas de seguridad y confianza en quien la padece, así como entorpecer sus relaciones personales o trastornar la vida cotidiana de la persona.

Por ello, a pesar de que no se trata de una patología con gravedad clínica, como sí altera la calidad de vida del paciente, por el complejo e inseguridad que implican el mal olor, la sudoración excesiva o las manchas en la ropa que lleva, es algo que se puede y se debe solucionar.

¿Qué zonas del cuerpo se tratan con el tratamiento de la Hiperhidrosis Corporal?

Suele afectar a unas zonas concretas del cuerpo que son: las axilas, manos, pies o a todo el cuerpo en general.


Hiperhidrosis en los pies

El exceso de transpiración en los pies se combate normalmente con plantillas o productos especialmente diseñados para evitar el olor.


Hiperhidrosis Axilar

Además de las manchas que genera en la ropa, la hiperhidrosis en las axilas puede ser perjudicial por el olor desagradable que produce.



Hiperhidrosis Palmar

Hay quienes consideran que es muy incómodo si te sudan las manos, ya que puede limitar la manipulación de objetos y puede dar vergüenza a la hora de estrecharle la mano a un amigo o un desconocido.

Resultados del Tratamiento de la Hiperhidrosis Corporal

Existen diferentes tipos de tratamientos para reducir considerablemente la hiperhidrosis, la mayoría de forma temporal y otros, como los quirúrgicos, de carácter permanente.

El tratamiento para eliminar la hiperhidrosis o exceso de sudoración está recomendado para todas aquellas mujeres o aquellos hombres que transpiran de forma excesiva y en situaciones que no procede, y por tanto, esta sudoración condiciona sus actividades diarias, llegando incluso a aislarles socialmente.

El tratamiento más habitual para la hiperhidrosis es la infiltración de toxina botulínica (Botox®) en las zonas afectadas. Es un procedimiento ambulatorio que se realiza en consulta y dura apenas 15 minutos. El efecto del botox es temporal y puede durar entre 4 y 12 semanas en los que el paciente va a estar sin síntomas de hiperhidrosis.

En casos más complejos existe una opción diferente que es la intervención quirúrgica, la cual comprime la cadena nerviosa o la secciona. Esto se efectúa bajo la técnica de la videotoracoscopia. Solamente se suele recomendar la cirugía cuando los procedimientos ambulatorios no han funcionado.

Por contra, en casos más leves se puede optar por un tratamiento tópico como antitranspirantes de venta con receta compuestos por cloruro de aluminio o bien una crema que contenga glicopirrolato; o incluso por medicamentos que disminuyen la sudoración: medicamentos para bloquear los nervios, antidepresivos que está demostrado que disminuyen la sudoración, así como reducir la ansiedad provocada por la hiperhidrosis.

El médico puede recomendar la realización de análisis de sangre, orina para evaluar y determinar si la sudoración excesiva se produce a causa de otra enfermedad, como podría ser la tiroides hiperactiva (hipertiroidismo) o, por ejemplo, el nivel bajo de azúcar en sangre (hipoglucemia).

Además, existen diferentes pruebas disponibles para identificar qué partes del cuerpo sufren una sudoración en exceso y estimar así la complejidad de la hiperhidrosis. Como por ejemplo la llamada prueba del yodo y el almidón o la prueba de sudoración termorreguladora.



Clínicas Vieco