INDUCTOR DE COLÁGENO

¡Corrige los signos del envejecimiento!

La piel cuando es joven cuenta con una gran concentración de elastina, ácido hialurónico y colágeno. Además, la grasa facial se encuentra repartida homogéneamente en las zonas del rostro: frente, sienes, mejillas y áreas de la boca y los ojos. Esta grasa aporta volumen y el soporte que se precisa para que la piel se mantenga flexible y firme.

Ahora bien, durante el proceso de envejecimiento, las estructuras que ofrecían ese apoyo natural disminuyen, apareciendo como resultado líneas de expresión, arrugas y descolgamiento facial.

En Clínica Vieco disponemos de un tratamiento con inductor de colágeno con el que poder eliminar las patas de gallo, así como las arrugas del entrecejo y la frente. ¿Quieres saber en qué consiste y cómo se verá tu rostro tras su aplicación?

¿Qué es el tratamiento con inductor de colágeno?

El tratamiento con inductor de colágeno sirve para redefinir el contorno natural del rostro y corregir los signos del envejecimiento mediante la inyección de gel de microesferas de calcio. Todo ello sin tener que pasar por quirófano.

Este procedimiento cuenta con diferentes efectos, todo depende de la técnica utilizada, la cantidad de producto empleado y la anatomía del paciente. Sea como sea, sus ventajas son muchas y desde Clínica Vieco te pondremos al día de todas ellas a través de nuestro equipo médico especializado:

  • Aumento de pómulos y mentón.
  • Efecto lifting facial.
  • Aportar volumen y corregir arrugas profundas y superficiales.
  • Marcación de la zona de la mandíbula.
  • Suavizar los pliegues alrededor de la boca y los labios.
  • Mejorar la textura de la piel tras la estimulación de colágeno.
  • Disimular papada.

¿Cuando se ven los resultados con inductor de colágeno?

Los resultados van a variar en función de la técnica empleada y de lo que queremos conseguir. Por ejemplo, a la hora de dar volumen en pómulos o mentón, el resultado será inmediato. Sin embargo, si se trata de reafirmar la piel, los efectos se verán a partir de las 6 semanas desde la aplicación. La razón es que el producto necesitará tiempo para actuar y estimular la producción natural de colágeno.

Inductor de colágeno, antes y después

Nuestro equipo cualificado te pondrá al día sobre la gran durabilidad del inductor de colágeno y sus efectos. Ya desde la primera aplicación te verás con un aspecto más juvenil y natural al combatir efectivamente la flacidez de la piel.

Se lleva a cabo con anestesia local y el paciente podrá hacerse tantos retoques como crea conveniente. Es totalmente seguro y apenas tiene efectos secundarios. Eso sí, visítanos y nuestro personal médico te informará personalmente, teniendo en cuenta aspectos fundamentales como tu edad o el tipo de piel.

Inductor de colágeno: contraindicaciones

Este tratamiento está contraindicado en pacientes embarazadas o que se encuentran en periodo de lactancia. No existen estudios que hagan referencia a estos casos concretos, por lo que se desaconseja.

No podrán llevarse a cabo en pacientes que padezcan alguna infección en la piel ni problemas de coagulación. En caso de que la persona sufra una enfermedad importante, resulta conveniente consultarlo con el médico.

Nuestros precios del tratamiento con inductor de colágeno

El precio del tratamiento con Radiesse dependerá del número de viales que precise un paciente en función de sus expectativas y necesidades. Ponte en contacto con nosotros a través de nuestra web y resolveremos todas tus dudas, incluyendo el coste final del servicio.

Si lo prefieres, pásate por nuestra clínica y analizaremos tu caso para conocer con detalle qué necesitas y cuáles serán las características del procedimiento a seguir. De esa forma podremos ofrecerte un presupuesto personalizado que se ajuste por completo a ti y a tus expectativas.



Clínicas Vieco